Actitud P2P

Si nuestra actitud es nuestra disposición mental para actuar a favor o en contra de un objeto definido, ¿cómo sería la actitud en el universo P2P?

.

La actitud es el comportamiento de un individuo ante las cosas. Es la predisposición a responder de un modo consistente a un objeto social. En Psicología Social, las actitudes constituyen valiosos elementos para la predicción de conductas (a favor o en contra). Pero, ¿tiene importancia en la economía P2P? Si, y veamos hasta qué punto cuánta. Los siguientes dos párrafos son casi idénticos en el texto, pero destilan una actitud diferente:

Imaginemos un hotel, un autobús y un restaurante normales como ejemplos. En los tres casos analizados, el servicio al cliente es bueno y las tres marcas comerciales tienen buena reputación. En los tres casos los servicios de alojamiento, transporte y alimentación son ofrecidos a la sociedad, en general. Todos sabemos que la sociedad está compuesta de personas más o menos recomendables, y como no nos conocemos todos, aceptamos normas para tener constancia de cierta seguridad. Por ejemplo, en los aeropuertos nos tratan como potenciales enemigos porque no conocen nuestras intenciones. Aceptamos dar nuestros pasaportes en la recepción de un hotel porque no tienen ninguna información sobre nosotros. Aceptamos el poco confort del autobús “que está abierto al público”. Sacrificamos confort por seguridad. Y encima, aceptamos que el camarero nos atienda mal porque entendemos que atender al público es difícil. No confiamos, realmente, porque no nos conocemos y no tenemos ninguna información del otro; y así están configurados el hotel, el autobús y el restaurante normales puestos de ejemplo. En los tres casos todo está preparado para que pase lo que pase, realmente no pase nada. Tanto las habitaciones de los hoteles como los autobuses y los restaurantes están diseñados para que sean prácticamente indestructibles, y si ocurre algo, que sea rápidamente restituible. El personal en los tres casos (recepcionista, conductor y camarero) está preparado para enfrentarse a la sociedad, al bueno y al malo, y su actitud es naturalmente defensiva (y en muchos casos, hasta mal educada). La predisposición del esquema industrial a sus clientes no puede ser positiva de manera natural, simplemente porque no se tiene información del interlocutor. El esquema industrial desconfía y así ha basado su relación con el cliente: “No sé quien eres, pero todo está diseñado para que mis cosas no sufran”. La actitud de un esquema industrial es defensiva/ofensiva.

Ahora imaginemos un anfitrión, un conductor y un chef normales como ejemplos. En los tres casos analizados, el servicio a sus pares es bueno y las tres personas tienen buena reputación. En los tres casos los servicios de alojamiento, transporte y alimentación son ofrecidos a su comunidad, en particular. Todos sabemos que las comunidades están compuestas de personas más o menos recomendables, y como no nos conocemos todos, aceptamos las evaluaciones de nuestros pares para tener constancia de cierta seguridad. Por ejemplo, en los meetmeals nos tratan como potenciales amigos porque conocen nuestras intenciones. Nunca solicitamos los pasaportes a nuestros huéspedes porque todos tenemos toda la información sobre nosotros mismos. Apreciamos el máximo confort de un coche “que está abierto a la comunidad”. Valoramos confort además de seguridad. Y encima, nos encanta que el chef de un meetmeal nos mime porque entendemos que atender a tus pares es lo más satisfactorio. Confiamos, realmente, porque nos conocemos y tenemos información del otro; y así están configurados el anfitrión, el conductor y el chef puestos de ejemplo. En los tres casos todo está preparado para que pase lo que pase, realmente pase lo mejor que pueda pasar. Tanto los pisos de los anfitriones como los coches de los conductores y los menús de los chefs están diseñados para que sean prácticamente irrepetibles, y si ocurre algo, la empatía lo soluciona todo. El personal en los tres casos (anfitrión, conductor y chef) está preparado para ofrecer una experiencia a su comunidad y su actitud es naturalmente calurosa (y en muchos casos, hasta se casan). La predisposición del esquema colaborativo a sus pares es positiva de manera natural, simplemente porque se tiene información del interlocutor. El esquema colaborativo confía y así ha basado su relación con el par: “No sé quien eres, pero todo está diseñado para que compartamos mis cosas”. La actitud de un esquema participativo es amable/calurosa.

El esquema industrial está enfocado a la sociedad y sigue unas normas para “todos”. El esquema colaborativo está enfocado a la comunidad y sigue unas normas para “nosotros”.

Anuncios

Acerca de Rafael Martinez-Cortiña

21st century life explorer in Madrid, a city that makes sense
Esta entrada fue publicada en P2P y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s