El insilio como refugio (I)

La década de los años 2020 parece muy prometedora en cambios radicales para la evolución del ser humano. Tenemos objetivos urgentes en la Agenda 2030 que cumplir. Sin embargo, parece que no nos ponemos de acuerdo, en nada. Si no colaboramos compartiendo la visión, será más difícil determinar nuestra misión para el 2030. El conflicto parece estar asegurado y, ante eso, creo que la mejor solución será el insilio.

Pudiera estar ocurriendo que los seres humanos hemos aprendido a utilizar un proceso, el de la comunicación, pero solo para un uso: discutir cada mensaje procedente de cada emisor. Eso implicaría que la comunicación entre las personas ya no tendría como objetivo la reflexión del receptor, sino la discusión. En 2020, parece mejor si la comunicación de un mensaje termina en un debate acalorado.

¿Nos comunicamos solo para discutir? Foto de Zdeněk Macháček en Unsplash
Seguir leyendo
Publicado en AlterGobernanza, Inteligencia Colectiva, Sociedad colaborativa | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Si no pueden producir pan, que produzcan pasteles

El pasado 14 de mayo “la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE) lamentó que el cómputo de víctimas en residencias de ancianos, a las que tachan de “colectivo no productivo desde el punto de vista económico”, vaya a retrasar en Castilla y León el proceso de desescalada, el paso de la fase 0 a la 1”. Correcto, pero si el problema es que el colectivo no sea productivo, quizás permitiéndoles producir se resolvería este y muchos otros problemas. El de la propia sostenibilidad de nuestro sistema de bienestar social, por ejemplo.

La generación de personas que ha construido nuestra sociedad se está muriendo en soledad absoluta, poniendo de manifiesto una de las mayores debilidades de nuestro sistema. Esas personas que nos han amado tras décadas de trabajo sin descanso por el bienestar y el progreso de los suyos son las que la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE) ha denominado “colectivo no productivo desde el punto de vista económico”. Es decir, en términos productivos, el valor de esas personas es igual a cero para la sociedad actual. Valoremos que dicha situación se mantiene intacta, bajo una hipótesis 1, que de ser cierta genera consecuencias que se analizan en el primer epígrafe.

Seguir leyendo
Publicado en AlterGobernanza, AlterRecursos, Inteligencia Colectiva, Legislación, Nación digital, Sociedad colaborativa, Utopías/Distopías | Etiquetado , , , , , | 8 comentarios

Inteligencia colectiva > inteligencia artificial

Algunas personas asistimos con asombro, y un poco de temor, a una nueva realidad: funciones que antes realizaban torpemente los seres humanos están siendo sustituidas por eficientes inteligencias artificiales, que operan más rápido, más barato y sin descanso. ¿Nos sustituirán? No, las máquinas inteligentes no nos sustituirán porque el ser humano tiene una herramienta más poderosa: la inteligencia colectiva.

Photo Photo by Gabriel Manlake on Unsplash

Pensamos en la Inteligencia Artificial y surgen dudas en el mercado de trabajo. ¿Sustituirán las máquinas a los humanos en poco tiempo? No queda duda de que si es para “realizar una función”, la máquina es más inteligente, y que una inteligencia sustituye a otra, y que siempre es la humana quien resulta sustituida por la artificial.

Seguir leyendo
Publicado en AlterGobernanza, AlterRecursos, Inteligencia Colectiva, Sociedad colaborativa, Utopías/Distopías | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El canto de un cisne

Confirmo en este post que la vida es maravillosa, aun cuando pueda parecer lo contrario. Estoy viviendo un proceso en mi vida que necesito compartir con el universo. Tras un enorme golpe emocional he cambiado de mentalidad, o de nivel de consciencia, no lo sé. Lo que sé es que ahora pienso de manera diferente.

Cuando la rabia da paso a la serenidad

Un querido amigo se muere. He ido a visitarle al hospital y me he podido despedir de él, en cierta manera. Me siento privilegiado porque fue conmigo su última conversación lúcida, en español, y hablamos de proyectos de futuro. Ya no estaba bien, pero era imposible adivinar que caería en picado como lo hizo esa misma noche. Al día siguiente, fui el primero en verle en estado alterado. Había tenido otro derrame cerebral y había algo que no funcionaba. Esta vez parecía en serio. Le hicieron una resonancia magnética de urgencia para constatar que su daño cerebral era demasiado grave. Tan intenso que se había quedado en estado semivegetal de manera irreversible. Fue enviado de urgencia a otro hospital, con unidades especializadas en daño cerebral. Me despedí de él en una sala de espera de urgencias, en donde estuvimos esperando cinco horas hasta que le sedaron y le dieron una habitación. Le dí dos besos y me despedí de él. Comprendí perfectamente el alcance de la situación.

Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¿Hacia el homo homogenous? China nos señala el camino a un futuro distópico (para los occidentales)

En el capítulo denominado “Nosedive”, la serie futurista “Black Mirror” mostró una posibilidad distópica en la cual los ciudadanos se podían ver excluidos de la sociedad por tener una mala reputación digital. Pues bien, esa es la realidad en China desde el 1 de mayo de 2018, fecha en que 1.400 millones de ciudadanos chinos son susceptibles de verse excluidos del sistema social por su baja “nota social”. Así lo indica hoy el New York Times.

El “Plan General para la Construcción de un Sistema de Crédito Social” impulsado por el gobierno chino es un enorme proyecto de reputación social que se inició en 2014 y que finalizará en el año 2020, año en que las estructuras básicas del denominado Sistema de Crédito Social estarán operativas para controlar el comportamiento social de todas las personas y todas las empresas que operan en China, incluyendo a las empresas extranjeras. Dicho plan ya está en marcha en ciudades como Shanghai, donde desde 2016 la aplicación “Honest Shanghai” utiliza un software de reconocimiento facial que permite calificar socialmente a ciudadanos y empresas, para ponerles, supuestamente, en su lugar en la sociedad.

Seguir leyendo
Publicado en Utopías/Distopías | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Si el futuro es un “back to basics” conectado, desarrollemos un “sandbox regulatorio”

Plantéate un “sandbox” como “zona franca digital” para el equilibrio rural. Imagina un nuevo marco normativo, con el apoyo de la Comisión Europea, que permita empoderar a las personas en su propio espacio económico, con su propia tecnología y su propio sistema de gobernanza. Imagina un espacio medioambiental sostenible “de otra manera”, gestionando “otros recursos”, con “otros objetivos”. Uno de ellos podría ser empoderar a todas las personas con recursos abundantes y disponibles. Un sandbox sería el laboratorio perfecto para enriquecer a la sociedad con otros recursos bajo un sistema productivo diferente.

Photo by Ostap Senyuk on Unsplash

En abril de 2017 la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) anunció un “sandbox” regulatorio para que las fintech[I] se consolidasen en España tras el anuncio del Brexit. El objetivo era “fomentar la innovación en el sector” y pretendía consolidar a España como un “hub tecnológico” emergente. Esta medida fue apoyada en julio de 2017 por la AEB (Asociación Española de Banca)[II] porque podía ser “una solución adecuada para los desafíos a los que se enfrentan los reguladores en relación a la nueva era digital”. En 2017 la denominada era digital todavía se pensaba desde, por y para las empresas, nunca desde, por y para las personas. Eso podría cambiar.

Seguir leyendo
Publicado en Sociedad colaborativa, Utopías/Distopías | Deja un comentario

Morir de soledad en una sociedad longeva

Ya empezamos a valorar, con mayor comprensión y naturalidad, el hecho de que nos dirigimos a una sociedad superlongeva. Empezamos a estimar las consecuencias de vivir en una sociedad robotizada con superhumanos que parecen que nunca terminan de morir. Empezamos a planificar una vida que durará muchos años y en la que cambiarán hasta las mismas etapas de la vida. La tecnología nos está haciendo físicamente más robustos, más capaces y más longevos. Visualizamos una sociedad con superhumanos expandidos por la tecnología, con componentes tecnológicos que complementan a los orgánicos. Físicamente seremos más perfectos, más sanos y más vigorosos que nunca, pero ¿qué pasará con las emociones?

Gran parte de la tecnología se dirige a mejorar nuestra parte física y ello tendrá un resultado en nuestra longevidad. Ya en un artículo que publiqué en la revista Telos, de la Fundación Telefónica, exponía la posibilidad de que en un futuro longevo nos planteemos seriamente el sentido de nuestras vidas. Buscaremos lo valioso de la existencia y conseguiremos mejorar la parte física de nuestros cuerpos, pero ¿es eso lo valioso? Ya percibimos, y ya se anuncia, que la soledad será una nueva enfermedad en el siglo XXI. Con cuerpos ultramejorados, que casi ya no enferman, puede ocurrir que haya personas que desarrollen “enfermedades” producidas por emociones que les superen, entristezcan y atormenten.

¿Para qué vivir eternamente si sufres una enfermedad emocional producida por una intensa soledad?

Hasta ahora las muertes por pena son casi extraordinarias y suenan hasta románticas. Aquellas personas que se dejan morir ante la imposibilidad de vivir con la persona amada conmueven las emociones. Las muertes por un dolor profundo nos evocan a personas tan llenas de amor que no pueden soportar el inmenso dolor de la pérdida de su ser querido. Aparecen historias de miembros de parejas, que tras décadas de amor, fallecen con poco tiempo de diferencia entre ellos. La muerte por pena, hasta ahora, nos evoca una conmovedora aventura producida por el amor, pero ¿y si fuese producida por una enorme soledad y la persona simplemente se dejase morir ante su incapacidad de gestionar una nueva realidad?

En conversaciones transhumanistas con Mónica Quintana comentamos que sin silencio no hay música y que sin infelicidad no puede darse la felicidad. Por ello concluimos que la felicidad depende de que la vida sea, de alguna manera, humana e imperfecta. En un mundo robotizado donde todo esté pautado, los imperfectos humanos podemos perder el sentido de nuestra propia existencia.

Puede ser horrible vivir en una sociedad en la que, aunque estés perfectamente conectado, no tengas la posibilidad de desarrollar tus emociones humanas con tus pares, con personas con quienes compartes valores.

Puede ser espantoso vivir en una sociedad distópica en la que prevalezcan estrictos esquemas de reputación digital y tú te veas excluido de los ciudadanos considerados “excelentes”, por las circunstancias de tu vida, que no son las mismas para todos. Puede ser muy triste que situaciones ajenas a ti te fuercen a una vida de soledad, aún con plena conexión total. Puede ser horrible sentirse solo ante una vida ya será tan larga que no termina nunca de morir. Puede que en una sociedad robotizada deseemos emociones humanas y que nos demos cuenta de que realmente estamos solos cuando más necesitemos a otros como nosotros.

Si, desde el punto de vista psicológico, la soledad es la ausencia de relaciones sociales satisfactorias, entonces puede presentar trastornos como ansiedad, depresión, insomnio, abuso de drogas, alcoholismo, e ideas suicidas. Si el sentido de la vida del ser humano fuera romper su soledad, entonces se entendería por qué somos tan gregarios. A día de hoy, consideramos a la felicidad y a la soledad como antónimos, y autores como Eugene O’Neill consideran que la soledad del ser humano no es más que su miedo a la vida. En definitiva, la soledad es esa experiencia que todo ser humano desea evitar. ¿Podremos evitarla en una sociedad robotizada de superhumanos con una longevidad casi eterna?

Está por ver si la soledad se convierte, efectivamente, en una nueva enfermedad del siglo XXI y si se convierte en causa de fallecimiento en una sociedad super tecnológica en la que parece que nadie va a querer morir. Si así fuera, ¿serán los robots los que nos generen una solución a la soledad?

Publicado en Utopías/Distopías | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Construyendo mentalidades disruptivas: metodología de la alter-realidad prospectiva

Desde hace algún tiempo estoy centrado en proyectos disruptivos en distintas organizaciones. Desde ámbitos del análisis prospectivo comprendemos la disrupción como el punto en que el cambio es tan sustancial y tiene una base tan sólida que, de la noche a la mañana, nadie desea operar bajo el sistema antiguo. La disrupción es tan potente que supera fácilmente a la innovación y envuelve inmediatamente a todos los mercados tradicionales. Lo comprendió bien Apple y en 2007 su solución digital disruptiva en forma de iPhone barrió a las súper innovadoras Nokia y Kodak, en ese momento dos mega corporaciones industriales con casi todo el mercado a escala global.

Photo by bantersnaps on Unsplash

Es importante comprender la mentalidad imperante hoy en día, en que nos vemos ya obligados a responder con soluciones 3.0 a comunidades de ciudadanos conectados bajo esquemas de reputación digital en ecosistemas de confianza. Cuando ciudadanos que operan de manera proactiva y se comunican viralmente empiezan a transaccionar con sus propios recursos bajo las nuevas plataformas digitales, entre sí están creando un sistema. Sin embargo, estos nuevos ecosistemas conectados no tienen cabida en la mentalidad de nuestro sistema, y se generan conflictos en el camino, a medida que el sistema analógico va decreciendo linealmente y el alter sistema digital va creciendo exponencialmente.

Seguir leyendo
Publicado en Inteligencia Colectiva, Nación digital, Utopías/Distopías | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Mi solución ha sido la #EconomíaColaborativa

Está previsto que intervenga mañana en un evento que promete generar una ola de innovación en Galicia. Los ponentes son grandes referencias en sus campos y el grupo está liderado por esa cabeza disruptiva denominada Gonzalo Osés. Mañana será grande. Presiento que sembraremos una semilla que germinará en numerosos cambios. El cambio ya es incontestable.

Hace unos meses me contactó Luis Deber, Director de la Fundación Ronsel. Luis considera que las circunstancias actuales son muy propensas para desarrollar proyectos innovadores por y para emprendedores gallegos. Parece ser que ahora tenemos todos los ingredientes para cocinar un caldo de cultivo que podría generar un cambio de mentalidad. Luis, y yo lo comparto, piensa que la suma conectada de distintos elementos puede catalizar en un ecosistema de empoderamiento ciudadano vía su “inserción digital”. La Fundación Ronsel, elemento muy importante para la formación de miles de profesionales gallegos, ha visto en algunos elementos de la Sociedad Digital como la solución a algunos de sus retos. Y ha conectado a algunos expertos para catalizar la innovación en el “evento del año” en Santiago de Compostela: Galicia Camiño Emprendedor.

Seguir leyendo

Publicado en Inteligencia Colectiva, Nación digital, Sociedad colaborativa | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

5 consejos para disfrutar de tu “experiencia única” en Airbnb

¿Quieres vivir una experiencia única y por ello accedes a la comunidad de Airbnb? Si apoyas el homesharing porque te gusta viajar con total seguridad y empatía, y quieres acceder a los trucos de viajeros 3.0 experimentados, estás en el post adecuado. 

Como miembro activo de la comunidad de anfitriones de Airbnb en Madrid desde 2012, creo que puedo sugerir 5 consejos que pueden mejorar la experiencia de cualquier viajero.

nuriaSi eres un viajero de Airbnb, debes saber que para el anfitrión es muy importante que durante el viaje te sientas como parte de su círculo de influencia. Ello resultará en que el anfitrión te sugerirá de manera natural dónde comer, comprar y divertirte, como si fueras su conocido. El anfitrión no te va a cobrar comisiones para generarte una experiencia y nadie mejor que él para explicarte su ciudad y lo que está pasando en ella. Vas a su casa y está deseando que la llenes de energía positiva (y de evaluaciones 5 estrellas). Se genera la empatía con un elemento local de confianza como base emocional del viaje. Es homesharing.

Seguir leyendo

Publicado en Sociedad colaborativa | Etiquetado , , | Deja un comentario