yo

Me llamo Rafael Martínez-Cortiña y soy de Madrid.

Vivo en un mundo que funciona como un gigantesco cerebro interconectado 24 horas al día.

Vivo en un momento de cambio donde ciudadanos se unen para instaurar un sistema político basado en sus necesidades, y no sólo las de un puñado de mega-donantes.

Vivo en un sitio donde más de 1 millón de personas de 190 países decide en pocos meses crear una comunidad global en un espacio virtual en el que ninguna persona tiene que sacrificar su familia o la libertad, la seguridad o la dignidad, por ser quienes son.

Vivo en un momento sin precedentes en el que es posible lograr un mayor poder para la gente. Por primera vez en la historia, los ciudadanos tienen el poder de cambiar las políticas, prácticas y creencias que perpetúan la injusticia, la pobreza y la desigualdad en todo el mundo. En un futuro próximo veremos cómo se moviliza a la mayoría a través de las redes móviles para abordar sus propios problemas estructurales.

Vivo en primera persona un movimiento online que se convierte en una poderosa voz de los pueblos del mundo en temas como el cambio climático, los derechos humanos y la gobernabilidad global. 27 millones de miembros de 190 países en trece idiomas son testigos de grandes injusticias del mundo, pero son capaces de cambiar el curso de la historia, como con Marthe Deborah Dalelv, en lo que estuve personalmente implicado.

Vivo en un mundo donde 650.000 australianos se unen en un movimiento independiente para construir una Australia mejor y traer de nuevo la participación ciudadana a la democracia. Cuenta con más votantes potenciales que los todos los afiliados a partidos políticos de Australia en su conjunto. Sus miembros han contribuido a reformular políticas nacionales sobre temas como derechos de los refugiados, las libertades civiles y la contaminación de carbono.

Vivo en un mundo donde cientos de miles de personas colaboran en favor de otras.

Vivo en un momento histórico en España en el que muchos de nosotros hemos tenido la oportunidad de reinventarnos ante la crisis y hacer de nosotros mismos nuestro propio producto. Muchos hemos podido entender las posibilidades que ofrece compartir nuestras cosas y obtener dinero a cambio. Lo que se ofrece no son simplemente cosas, sino cosas con personalidad, con una persona detrás. Con una persona que va a hacer esa experiencia completamente diferente, ganando dinero.

Me llamo Rafael Martínez-Cortiña y estoy más interesado en lo que viene, si no está ya aquí.

Rafael Martínez-Cortiña

Rafael Martínez-Cortiña. Explorador vital. Madrid (Spain)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s