Estimado Santos de @EliteTaxiMadrid, te presento a Juanma de @mico_car

Estimado Santos:

El pasado 14 de marzo cerró sus puertas el evento #SharingMadrid y en la salida te conocí repartiendo el argumentario de Élite Taxi. El motivo por el que te escribo, Santos, es para corresponder tu atención y tu amabilidad al explicarme tu opinión. Percibí rápidamente que realmente deseabas que te escuchase y tú percibiste que yo realmente deseaba comprenderte. Tú me contaste tu verdad y yo te conté la mía. Posiblemente si mezclamos ambas verdades consigamos un retrato más fidedigno de lo que está pasando, comprendamos mejor las incógnitas que debemos resolver y diseñemos una mejor solución para una sociedad más generosa.

DSC_0304

Santos tuvo la deferencia de mostrarnos su herramienta de trabajo: su impoluto taxi. Nos mostró el interior y no podía estar más limpio. El coche parecía nuevo. Así da gusto. Ahora sólo falta conectar a todos los Santos bajo un mismo ecosistema P2P que mejore ostensiblemente la calidad de servicios de movilidad urbana sobre la base, no ya sólo de la eficiencia y la sostenibilidad medioambiental, sino también de la empatía. En una sociedad con Inteligencia Artificial buscaremos “el toque humano” en no muchos años (y pagaremos por ello).

Santos, yo creo que lo que se acerca es algo que nos va a superar tecnológica y culturalmente. Tú eres uno más de las decenas de miles de profesionales que ahora se ven abocados a reinventarse o morir bajo la nueva Sociedad Digital. Yo también. Todos vamos a tener que acostumbrarnos con relativa naturalidad a re-re-re-inventarnos en una sociedad con mayor longevidad ultramejorada por la Inteligencia Artificial.

Me gustaría contarte mi opinión tras conversar contigo y estar reflexionando desde entonces. Permíteme que vuelva a insistir en la solución Micocar porque sigo pensando en que es una muy buena solución.

Para empezar, Micocar es una empresa española que paga sus impuestos en España. Su fundador es Juanma Nieto, Ingeniero de Telecomunicaciones, uno de los 15 primeros pioneros de la economía colaborativa en Madrid a través de su participación activa en peers.org en 2013. Juanma comprendió las nuevas incógnitas de la sociedad digital, pero consideró que el foco de atención debía estar en las personas como vehículo de transformación digital, no tanto en la tecnología. Juanma ha sido quien más ha apostado por una estrategia desde dentro del sector del taxi.

Otras apps del taxi no las comprendo como vuestra solución. Las veo más bien como soluciones estándar para todos los países donde operan y en el futuro probablemente querrán tus datos y, probablemente sin darte nada a cambio, esos datos alimenten el Internet de las Cosas a través de una de sus patas, que está a punto de explosionar: el Internet del Transporte. Estas apps necesitan al taxi, pero la necesidad no es mutua. El objetivo de estas apps es ampliar su mercado a nivel global, mientras que el de Micocar es incorporar las circunstancias locales, como las vuestras.

Sois pares, así que agrupaos y empoderaos como ciudadanos productores 3.0 en un ecosistema conectado

Santos, vosotros sois conectores naturales y vuestra comunidad ya existe. Si las circunstancias antes os permitían ser analógicos y reactivos, ahora la tecnología nos exigirá a todos ser proactivos y digitales. Nos guste o no. La bala digital va a disparar contra todo lo que se menea. Le llegó el momento a las aerolíneas, a la prensa, a los hoteles, a los bancos… y ahora toca transformar digitalmente el sector del taxi. Nos guste o no. Es cuestión de supervivencia. Los supergigantes Nokia y Kodak no quisieron verlo…

Generad un ecosistema conectado con todos los taxistas de España. Cread los mecanismos que os empoderen frente a seguros, bancos, centrales de compras, gestorías, formación… y hasta administraciones locales a través de redes Peer-to-Peer. Concebid un algoritmo predictivo basado en vuestros datos que os permita ser un elemento fundamental para el funcionamiento de las ciudades (por ejemplo, en prevención de conflictos y actuación frente a catástrofes podéis convertiros en un elemento principal para la solución que se tome). Pensad en un esquema que funcione como un gigantesco cerebro interconectado que opera 24/7 y que vaya generando soluciones proactivas sobre la base de un Big Data que vosotros mismos vais generando con vuestros clientes, quienes también lo generan. El Big Data es el petróleo del siglo XXI y queda por ver si el sector del taxi se convierte en una refinería del siglo XXI, como Google o Facebook. Quien mejor puede explicar los detalles de Micocar es Juanma. Hablad con él. Micocar os lo resolvería…

De conductor de un taxi a conector de emociones

A estas alturas ya todos hemos oído hablar de coches sin conductor y coches voladores. Nos imaginamos un mundo con máquinas súper eficientes dotadas de inteligencia artificial que aprende y mejora exponencialmente. Todo eso nos maravilla, pero nos hace fruncir el ceño: “¿y las personas?” En el mundo de la singularidad tecnológica que se acerca, serán precisamente las emociones lo que mayor valor tendrán en una sociedad transhumanista. En una sociedad donde la soledad será la mayor enfermedad todos buscaremos “el toque humano”. Creo que Juanma nunca visualizó para su negocio supervehículos llenos de tecnología porque su modelo de negocio está basado más bien en superconectores llenos de confianza y empatía, el oro y el platino del siglo XXI.

Tenéis mucho futuro si comprendéis que hemos entrado en una sociedad basada en la demanda… y en las emociones

No es muy difícil adivinar que seréis una profesión muy valorada si sois capaces de generar internamente esa transformación digital, antes de que os devore el tsunami que viene. De hecho, si ya sabemos que viene y que se ha llevado a todas las industrias que se ha encontrado por delante, deberíamos (1) utilizar la información y aprovechar la energía del tsunami a nuestro favor o (2) salir corriendo (y poner la licencia en venta ya mismo). Micocar usa los datos para lo primero: aprovecha la disrupción digital a tu favor. Además, a tu favor está que tienes la capacidad de hacer sentir bien a tus clientes y que eso se apreciará cada día más. Entramos en un mundo de inteligencia artificial donde lo que más se valorará será la empatía. La gente elegirá entre una solución basada en la inteligencia artificial o el placer de comentar la última victoria del Atlético de Madrid con un taxista que sabe que le va a caer simpático, porque ambos operan bajo un ecosistema de confianza. Eso es importante. Es importante que la sociedad perciba a los profesionales del taxi como elementos empáticos de emociones y de absoluta confianza, porque si no la gente elegirá la inteligencia artificial, que ya es empática y ya te ofrece las emociones que tú mismo deseas tener.

Deseo despedirme, de nuevo, agradeciéndote tu atención, tu tiempo y la energía positiva con que te dirigiste a mí. Espero que esta carta te sea de utilidad y te animo a que sigáis pensando en una solución tecnológica que una a los profesionales del taxi bajo un único ecosistema conectado.

Espero que tengas un buen día. Cuenta conmigo para lo que necesites.

Atentamente,

Rafa

Anuncios

Acerca de Rafael Martinez-Cortiña

21st century life explorer in Madrid, a city that makes sense
Esta entrada fue publicada en Bala Digital, Confianza, Empatía, Sin categoría, Transporte entre ciudadanos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s