Mentalidad innovadora vs mentalidad disruptiva

Empiezo a comprender por qué muchos proyectos innovadores se mueren rápidamente. ¿Cómo es posible que proyectos con presupuestos millonarios empujados por empresas muy solventes gestionados por profesionales muy preparados se caigan a velocidad de vértigo? ¿Mueren porque sólo son innovadores? Sí, para vivir en el siglo 21 tienes que ser, además, disruptivo.

La bala digital está produciendo mayores o menores tsunamis en las industrias. Ante la llegada de la disrupción a nuestras puertas podemos optar por dos opciones:

  • Actitud reactiva, o esperar a que llegue la ola y que tantísima energía te barra del mapa. El tsunami está en tu contra.
  • Actitud proactiva, o entender y calibrar la ola que viene para usar tantísima energía en tu beneficio. El tsunami está a tu favor.

Y dos mentalidades, que pueden parecer similares, pero que tienen grandes diferencias a la hora de interpretar el presente y el futuro:

  • Innovadora, e irás introduciendo mejoras en elementos existentes. En tu cabeza lineal mejorarás el servicio ofrecido por el conductor del taxi bajo una garantía oficial.
  • Disruptiva, e irás sustituyendo elementos tradicionales por la tecnología. En tu cabeza exponencial eliminarás el conductor e introducirás inteligencia artificial, por eficiencia.

Hasta ahora yo pensaba que emprender un cambio digital era una cuestión de actitud, pero creo que también es de mentalidad. Necesitas comprender el cambio primero. Mientras es más sencillo identificar si una persona es más reactiva o más proactiva, resulta muy difícil saber si la mentalidad de tu interlocutor es “innovadora” o “disruptiva”. La innovación es la “creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado”, mientras la disrupción “produce la ruptura brusca”, según la RAE. Ante la misma palabra, dos mentalidades rápidamente visualizan dos cosas diferentes. Hay numerosos ejemplos.

cuadrodisruptivo

  • “Crecimiento sostenible” vs “Crecimiento exponencial” 

Frente al tradicional esquema de estrategia de crecimiento lineal (crecimiento sostenido de un porcentaje fijo anual), aparece el growth hacking (crecimiento en forma de palo de hockey) como metodología para generar crecimiento exponencial. De ello es testigo Vandebron, una start up que en dos años ha conectado la energía de 100.000 familias en Países Bajos y ha puesto en jaque al sector eléctrico holandés. El growth hacking ha sido utilizado por Blablacar (3.5 millones de usuarios en España), Twitter o Facebook. Una mente innovadora piensa en en términos de crecimiento lineal, mientras una mente disruptiva piensa en términos de crecimiento exponencial.

  • “Mercado de consumo” vs “Mercado de no consumo”

Una mente innovadora se suele dirigir a generar ideas, servicios y productos dirigidos al gran mercado de consumo, bajo una dinámica competitiva que exige a las empresas luchar por su parte del pastel. La mente disruptiva buscará el hueco en aquellos usuarios que no tenían acceso a un producto. Así ha hecho Airbnb, empezando su modelo de negocio en un mercado de no consumo, un mercado que no existía previamente y en el que no existían ni oferentes ni demandantes. Wallapop hizo lo mismo. La rápida popularidad de iniciativas digitales viralizadas en mercados de no consumo han generado un nuevo mercado de consumo que ha puesto en riesgo al tradicional. Ahora el mercado de consumo en una industria puede verse afectado por una base de clientes que ni existían hace un lustro.

  • “Tecnologías higher end” vs “Tecnologías lower end”

La mente innovadora prefiere utilizar tecnologías novedosas para mercados existentes, mientras la mente disruptiva ya puede visualizar tecnologías completamente nuevas dirigidas a mercados inexistentes. Por ello, una mentalidad innovadora se dirige naturalmente hacia tecnologías de elevadas prestaciones (también denominadas “higher end”), mientras que una disruptiva se decantará por las tecnologías de bajas prestaciones (“lower end”). El innovador compite con los demás en sectores existentes, mientras el perfil disruptivo arriesga su capital donde ningún otro empresario innovador se atreve a entrar.

  • “Consumidores” vs “Exploradores”

Los gestores innovadores dirigen sus esfuerzos a construir una cartera de clientes con poder adquisitivo más elevado posible. Este perfil de clientela suele ser el más atractivo y rentable para las empresas innovadoras, pero son clientes exigentes. Por otro lado, los modelos disruptivos se dirigen a consumidores que son mucho menos exigentes por su menor poder adquisitivo. Los clientes de un modelo disruptivo, en principio, son aquellos que resultan menos rentables para las empresas. En otras palabras, la disrupción comienza con clientes que no suelen ser deseados por las empresas innovadoras (o que son, directamente, descartados por las mismas).

  • “Limitado” vs “Ilimitado”

Mientras que la innovación puede tener un ámbito limitado, como el concepto de innovación cerrada (closed innovation), donde los innovadores se encuentran solamente dentro de una organización, la disrupción sólo puede ser ilimitada y es tan revolucionaria que cambia todas las reglas del juego, incluso ante la innovación cerrada. Así es como el disruptivo iPhone de Apple barrió al innovador Nokia.

En esta sociedad digital donde manda la demanda, la innovación impulsada por los proveedores (basada en nuevas posibilidades tecnológicas) no ha seguido la misma intensidad que la disrupción de modelos que responden a la demanda (basada en necesidades sociales y del mercado). Car2Go es una iniciativa del Grupo Daimler que responde a la demanda urbana, no a la demanda tradicional de Daimler.

La demanda quiere nuevos modelos que respondan a sus demandas con confianza pero nosotros no sabemos ni cómo interpretarlos. En España posiblemente seamos muy innovadores, pero las circunstancias no nos permiten comprender el potencial real de la sociedad digital y ello no nos permite ser disruptivos.

Anuncios

Acerca de Rafael Martinez-Cortiña

21st century life explorer in Madrid, a city that makes sense
Esta entrada fue publicada en Bala Digital y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s