Financiación P2P: pierde la banca

Si usted tiene una idea de negocio pero no puede conseguir financiación bancaria, puede probar alternativas de financiación Peer-to-Peer (P2P).

El universo P2P empezó a formar comunidades de personas que confiaban tanto en ellas mismas que ahora, en determinados casos, llegan hasta a hacerse préstamos a sí mismos, sin conocerse. Y no sólo eso, ahora resulta que esas plataformas se han ido transformando en plataformas de “crowdfunding”. ¿Qué significa todo esto?

Los préstamos P2P es una manera de obtener financiación, sacando a los bancos fuera de la ecuación. Permite que miembros de comunidades pidan préstamos directamente entre sí. Prosper.com es el abuelo de la familia.

Así es como funciona el esquema de préstamos P2P:

  • Un prestatario potencial se compromete a una verificación de crédito que permita ver la relación deuda-ingreso. Con ello se le asigna un índice de riesgo de crédito (generalmente de AA a E) y una T.A.E. acorde con el riesgo de crédito que usted plantea a los prestamistas potenciales.
  • Un prestamista se protege con pequeños préstamos, no arriesgándose a un préstamo grande. Así, en el peor de los casos, cualquier prestatario sólo pierde una fracción de su dinero, no la totalidad del importe. Prosper afirma la rentabilidad media obtenida por los prestamistas, después de gastos, puede superar el 10%.

Esta fórmula sustituye a los bancos por una plataforma online que conecta pares-inversores con pares-solicitantes de crédito. Estos establecen el porcentaje de interés, en función de un estudio de riesgos realizado por cada plataforma.

En un principio, en las plataformas de P2P lending  no se determinaron limitaciones ni estándares para pertenecer a la comunidad, y con el tiempo, estas comunidades han ido refinándose hasta el punto de llegar a ser plataformas de crowdfunding. Con el crowdfunding, un prestatario sólo recibe el dinero si suficientes personas están de acuerdo en invertir pequeñas cantidades. Si no hay suficientes personas interesadas en el proyecto, todas las aportaciones son devueltas.

Un ejemplo destacado es Kickstarter, ya que casi la mitad de los proyectos consiguen financiación (y ya se han presentado 7.500). Otro sitio de crowdfunding es Kiva, que permite a personas financiar a empresarios, con una tasa de devolución del 99%. MicroPlace es una comunidad similar que apoyan a empresarios de todo el mundo, con una tasa de devolución del 98%. LendingClub es un ejemplo de elevado crecimiento. En España destaca Comunitae. Hay muchos más. Forbes recomienda 10 sitios de crowdfunding.

Si usted tiene una idea empresarial y su banco no quiere darle ni los buenos días, está de enhorabuena. Comunidades compuestas por millones de personas que agrupan miles de millones de euros pueden estar muy interesadas. Y con muchísimo menos dolor.

Anuncios

Acerca de Rafael Martinez-Cortiña

21st century life explorer in Madrid, a city that makes sense
Esta entrada fue publicada en Bala Digital, Nuevos esquemas corporativos, P2P y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Financiación P2P: pierde la banca

  1. Pingback: P2P solves some inefficiencies created by B2C intermediaries | Ciudadano del siglo 21

  2. Pingback: Why (good) removal companies are immune to Uber | Ciudadano del siglo 21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s