Bluemove Community o la (r)evolución P2P en el carsharing

Bluemove acaba de presentar un revolucionario esquema P2P que supone un salto mortal tirabuzonado en el sector del carsharing.

El concepto de “bala digital” se aplica a aquellos nuevos modelos de negocio disruptivos que cambian las normas tradicionales en un sector. Sin embargo, muchas iniciativas que rompieron normas no supieron o no pudieron hacer frente a un proceso de innovación continua que les permitiese sobrevivir como líderes. En este mundo global, si un emprendedor digital no mejora permanentemente su esquema de negocio es muy fácil que otra persona lo haga en su lugar. Ambos viven en un mundo que ahora funciona como un cerebro interconectado 24/7. El emprendedor digital tiene ventaja, pero si no actúa con visión, creatividad y rapidez, su esquema quedará obsoleto ante el avance de cualquier otro que mejore un poco la situación. El temor de no poder ofrecer mejoras permanentemente (en definitiva, de no poder mantener la frescura en tu planteamiento) a tu comunidad es real y he podido observarlo en la empresa que ahora es considerada la más puntera, airbnb (ahora en catalán). Uno de los fundadores de airbnb tiene mucho interés en “no joder la cultura de la empresa”, interés compartido y comunicado personalmente por Jeroens Merchier en un evento recién de OuiShare, al que fue invitado peers.org.

El carsharing es un buen ejemplo de distintas alternativas que permiten el uso de vehículos por cortos períodos de tiempo, con un esquema cada vez eficiente de costes y con un perfeccionamiento constante. Con origen en Suiza, ha evolucionado enormemente y se encuentra ya presente en unas seiscientas ciudades de 18 países en cuatro continentes, con una flota de más de 30.000 vehículos. La mayor empresa del mundo es Zipcar (EEUU), con más de 600.000 socios y 10.000 vehículos. En Europa existen 40 operadores que trabajan en más de 250 ciudades en Alemania, Austria, Bélgica, Holanda, Reino Unido, Suiza, Dinamarca, Finlandia, Francia, Italia, Noruega, Suecia y España, con una flota de más de 10.000 vehículos. En España destacan Avancar, Respiro, Bluemove y Clickcar. En apenas dos años, la competencia ya es feroz y la necesidad de ser creativos es mayor que nunca. ¿Cómo mejorar más aún lo mejorado?

Con Bluemove, hasta ahora tras darse de alta en el servicio y recibir una tarjeta, el bluemover reservaba su coche las horas que lo necesitaba y lo conducía como si fuese su propio coche. Con el nuevo esquema, ahora vecinos de Madrid serán los primeros en poder adquirir su propio “coche de barrio” mediante un esquema puramente Peer to Peer. Bluemove Community permite el uso diez veces más eficiente en las plazas de aparcamiento de residentes, ya que un mismo coche cubra las necesidades de movilidad de varias personas y se reduce entre el 50-95% el tiempo de estacionamiento del coche del “vecino conector”.

esr

Bluemove acaba de presentar un modelo inédito, pero sigue con planes de mejora. En el medio plazo, Bluemove Community permitirá la adquisición de coches compartidos 100% eléctricos.

El servicio gira en torno a vecinos que quieran adquirir un coche nuevo para compartirlo con el resto de personas de su barrio. Gracias a la tecnología de Bluemove implantada en los vehículos, ya ni es necesario el intercambio de llaves. La iniciativa permite que un mismo coche sea compartido por 40 vecinos; un menor coste para el transporte de los vecinos; una mayor comodidad; una mayor eficiencia en el proceso; muchos menos coches en las calles; bastante más espacio para aparcar; y la necesaria reducción de emisiones de CO2 en el espacio público y en los aparcamientos. Bluemove ha sabido “no joder la cultura”.

A ver quién mejora este esquema.

Anuncios

Acerca de Rafael Martinez-Cortiña

21st century life explorer in Madrid, a city that makes sense
Esta entrada fue publicada en Bala Digital, Nuevos esquemas corporativos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Bluemove Community o la (r)evolución P2P en el carsharing

  1. Pingback: Comunidades de pares: #ilovetrazeo | Ciudadano del siglo 21

  2. Pingback: B2P (o cuando B2C conoció a P2P) | Ciudadano del siglo 21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s